Empty Avatar
četvrtak 18 ožujka 2021

¿Qué tal?, mi nombre es Emilio y soy single que frecuenta el club, me paro en la esquina y en más de una ocasión, se han detenido parejas que salen del club, algunas para burlarse de mi, otras te dicen que si pero no se detienen, algunas se detienen a verme mi verga y se retiran, otras me la han agarrado y dejan que las acaricie, sólo dos me han subido a sus autos para que me coja a sus mujeres mientras circulan, es delicioso.

La última vez fue antes que clausuraran el lugar, un Mini Cooper rojo se detuvo enfrente de mí, él era un hombre caucásico con cuerpo de gym y ella, una niña peliteñida, delgadita, de cara hermosa y tetas operadas, por lo tanto perfectas. Ese día, ella le daba una deliciosa mamada y él terminó en su boca, luego se incorporó en el asiento del copiloto y se bajó su minivestido blanco ajustadísimo, dejándome ver sus tetas. Con una seña, le pregunté a él si podía tocarla, en respuesta escuché como bajaba el seguro de la puerta y ella la abrió para ponerse a mi alcance, enseguida le agarré sus tetas, aunque estaba ya un tanto tomada y tuve que apretarle fuertemente sus pezones para tener su atención, diciéndome que me quería ver mi verga.

Al momento, me incorporé, me bajé el cierre y me saqué mi caramelo ya duro y babeante, enseguida ella me lo agarró, volteó a verlo a él y le dijo algo al oído hasta que asintió con un movimiento de cabeza. Al instante, ella se lo llevó a la boca y comenzó a mamármela deliciosamente, era una experta, al tiempo que él la tomaba de sus nalgas y le decía que era una puta mientras le estrujaba sus tetas y de cuando en cuando, le metía la mano bajo su minivestido llegando a una conchita depilada en su totalidad, tersa y húmeda. De pronto, él le habló al oído y ahora fue ella quien asintió con un movimiento de cabeza, entonces él me dijo que me subiera y me preguntó si traía condones, le contesté que si, entonces me subí en la parte trasera del auto y ella bajó del auto rapidísimo para entrar por la parte trasera, a mi lado, así que él conducía mientras miraba por el retrovisor cómo me fajaba a su mujercita.

Ella es una experta mamadora y mientras yo la dedeaba ya mejor, me pidió que me bajara los jeans y quedé con el caramelo pegado a mi vientre, luego me puse el preservativo y ella se me montó, fue delicioso sentir su calidez y su humedad escurriéndome por las piernas, al tiempo que se movía para que mi verga entrara en su totalidad, no fue rápido pero sí muy intenso, parecía que quería meterse hasta mis huevos. Ahora ya circulábamos por la colonia Roma cuando detuvo el auto en una calle oscura y se puso a observar cómo le metía mi verga a su pareja, al tiempo que ella gemía mientras le decía que estaba deliciosa.

Luego de una deliciosa cogida, le dije que estaba a punto de venirme, enseguida ella se bajó, pidiéndome que se los echara en la mano, incluso me masturbó hasta que los chorros de semen cayeron en su vestido, en sus brazos y en sus manos, haciendo un hueco con ellas para detener mis mocos, luego se las frotó y se las olió, también se las dio a oler a él, después se limpió y me dijeron que estarían en el club el siguiente sábado, desafortunadamente no pude estar ahí y no sé si ellos estuvieron, además que no hubo intercambio de teléfonos ni de direcciones electrónicas, sólo una deliciosa metida de verga a una mujercita hermosa, buenísima y los dos con mucha clase, típica gente bien que frecuenta este delicioso club.

¿Quieren saber qué club es?, ¿les gusta este tipo de encuentros?, espero sus comentarios.

Saludos.